top of page
Buscar

EL INTERPRETE EN UNA SESION DE SALUD MENTAL


Como intérpretes debemos respetar y tratar con dignidad a todos los participantes en una sesión de interpretación. Además, tenemos que ser neutros y no tomar partido por nadie, excepto si vemos un caso de abuso o violencia intrafamiliar en donde es nuestra obligación reportarlo si vemos que ninguno de los participantes lo hace.


En una sesión de interpretación en un caso de salud mental, ya sea por video, por teléfono o en persona, debemos ser imparciales y decir cada una de las cosas que el paciente dice, debemos tomar el mismo tono de voz, hacer las mismas muecas (sin faltar el respeto), utilizar el mismo lenguaje corporal (excepto en algún caso extremo como por ejemplo golpear una pared).


Debemos entender que el paciente que sufre de algún problema de salud mental no está en sus cabales y dependiendo de su condición, podría ser violento o no, quizás no hable o solo balbucee, quizás no se mueva y solo mire al vacío, etc.


En mis años como intérprete médico me han tocado pacientes que se orinan o defecan en plena sesión, gritan, se echan al piso, insultan al doctor que los está atendiendo, pero también hay pacientes que son muy amigables, conversan e imaginan cosas, hacen bromas o que sufren de condiciones leves.


Es importante que digamos todo lo que el paciente diga en la sesión ya sean balbuceos (si no entiendes nada comunícalo inmediatamente al proveedor), lisuras, insultos, palabras cortas, sonidos, cosas incoherentes, movimientos de las manos y cuerpo, (con mucho respeto y criterio del intérprete).


Ahora me preguntarás por qué es importante hacerlo. Cada cosa que el paciente diga será fundamental para que el proveedor haga un diagnóstico y análisis profundo del paciente. Si no decimos alguna palabra por pena o vergüenza, estamos ofreciendo una pésima interpretación y además el proveedor no dará el diagnóstico apropiado. Por ejemplo, esta es tu primera sesión con el paciente y el proveedor, tú no tienes idea de lo que se habló anteriormente. En la sesión anterior (que tú no interpretaste) el paciente insultó al proveedor diciéndole que es un “hijo de puta”. Ahora que te toca interpretar a ti, el paciente le dice lo mismo al proveedor, pero tú sientes vergüenza de decirlo y en vez de decirle exactamente lo que le dijo al proveedor tú lo interpretas al inglés como “son of a gun” (cuando debería ser “son of a bitch”). El proveedor puede pensar que el paciente ya está mejorando porque su vocabulario es menos agresivo y por ende su reporte dará un falso diagnóstico y esa no es nuestra misión. Recuerden que nosotros somos el puente que rompe las barreras del idioma.


Antes de empezar la interpretación debes preguntarle al proveedor qué hacer si el paciente se pone agresivo. No importa si el paciente es agresivo o no, siempre debe haber un plan para mantenerse seguros. Si en caso el paciente de repente se pone agresivo, hay que seguir con el plan pactado antes de la sesión, mantener la calma (sé que es difícil, pero no imposible), no gritar, no llorar, no correr. Mantente detrás del proveedor, él está preparado y sabe qué hacer ante esta situación. Sigue sus instrucciones al pie de la letra.


No todos los pacientes son agresivos. Hay algunos que pierden la noción del tiempo y hasta pueden decir cosas graciosas o sin sentido, otros cantan sin ritmo, bailan solos, se ríen sin parar, hacen ruidos extraños y hasta pueden sonar graciosos, otros sufren de depresión, ansiedad, estrés, trastorno por déficit de atención/hiperactividad, estrés postraumático y otras condiciones. Nuestro deber es tratar a las personas con respeto y dignidad, esto quiere decir que por nada del mundo debes reírte o burlarte. Entiendo que hay situaciones jocosas y dan ganas de soltar la carcajada, pero eso hay que evitarlo. No queremos dar la impresión de que somos personas sin criterio y que no tenemos ni un poco de compasión hacia la persona que padece la enfermedad o condición mental.


Si no te sientes preparado para hacer una sesión con un paciente que padece una enfermedad o condición mental, es mejor que encomiendes la tarea a otro intérprete experimentado en este campo. Si lo deseas hacer, prepárate mentalmente para poder hacer una buena sesión. Es muy posible que no pase nada, pero siempre hay que estar preparado para los imprevistos.


En Traducy tenemos una vasta experiencia con proveedores en las áreas psicológicas y psiquiátricas. Nosotros proveemos servicios de interpretación con un alto respeto al paciente y los tratamos con dignidad.


Llámanos para un estimado gratis al 385-977-8713 o envíanos un correo electrónico a contact@traducy.com con sus preguntas. Nosotros gustosamente te atenderemos.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page